{COMADRES CORNER} Interview with Cocinera Oaxaqueña: Alma de Mi Tierra’s Nora Valencia

I have thoroughly enjoyed writing and sharing interviews that celebrate the women who inspire much of what I do for Lola’s Cocina. As I mentioned in my March interview with Reyna Mendoza, it is in this spirit of sharing that we can grow, bear fruit, and nourish the spirit of sisterhood here and throughout the world. Soon I’ll be traveling to Mexico and I look forward to reconnecting with some of my culinary mentors and bringing home new recipes for all of you. This month’s interview features Alma de mi Tierra’s Nora Valenica, who like me, inherited some tasty traditions from her abuelita.  

Alma de Mi Tierra is a Oaxaca-based cooking school founded by local food historian, Nora Valencia. I first met Nora while conducting my thesis research in 2012, and shortly after she came to visit me in San Diego with her mother, Señora Conchita, who owns and manages La Casa de Mis Recuerdos bed and breakfast. Since then, Nora and her family have become close friends and Amado adopted Señora Conchita and “Tito” Moy as his Oaxacan abuelitos.

Students convene at La Casa de mis Recuerdos prior to their market tour.

Nora’s cooking class was one of the highlights of my trip to Oaxaca in 2012 and is one that should not be missed. The true learning starts upon arriving at the local market where Nora provides insight into Oaxaca’s rich culinary history. Nora learned secrets of traditional Oaxacan cuisine from her grandmother, Ofelia, and she is happy to open her charming home kitchen and share them with others.

Photo by Pilar Cabrera

What I love most about Nora is that her tours provide anthropological insights that allow students to learn the history behind Mexican cuisine, mercados, and the origins of ingredients in a fun and interesting way. She’s also extremely friendly and her cozy Mexican-style home kitchen offers an intimate experience for small groups. If you find yourself in Oaxaca in the near future, be sure to book a class at Alma de mi Tierra!

INTERVIEW WITH NORA VALENCIA
¿Cuánto tiempo tiene usted con su negocio?
Yo creo que tengo fácil 20 años. Porque yo realmente empecé tratando de traducirle a mi abuelita. Así inició todo. La gente venía, se quedaba en la casa y mi abuelita intentaba explicarles cómo iba hacer la comida y entonces yo empecé así.

¿Y así aprendió a enseñar?
Irte a vivir a otra parte te das cuenta que cuando regresas, ya conoces un poco más la otra cultura y ya sabes más o menos cómo hacerlo. Te voy a decir una cosa de cuando me fui a los estados unidos…como no podía salir a trabajar, mi vicio se formo viendo todas las clases de cocina. Yo terminaba de hacer el aseo de mi casa y de cocinar, y mi marido se iba a trabajar todo el día completo y yo, mi día completo era de que yo me pasaba a una clase a otra en la televisión. A mi me tocaba las clases de Julia Child. Entonces, todo mi día transcurría como daban la clase, los detalles. Y por eso te digo que estas clases eran las de televisión, no son clases de de veras, pero me servían mucho y sin embargo me servió mucho porque cuando yo llegue aquí, ya tenía otra visión de lo que mi abuelita me empezaba hacer.

¿Y qué papel desempeña usted en el negocio?
Pues soy como la maestra. Soy instructora…últimamente contesto los mensajes porque decidimos que el contacto con la gente desde que se comunican con nosotros es bien bonito. Mi marido me ayuda cuando yo no puedo, y me los checa porque yo soy pero bruta para escribir en ingles. Y entonces la gente me manda el mensaje y me gusta estar en contacto con ellos porque como que los voy estudiando. Hay los vegetarianos que dicen que son vegetarianos, pero no son. Como yo les digo, vegetarianos convenientes.

¿Puede describir el negocio en una sola oración?
Ay, ¿en una sola oración? Para mi es transmitir la cultura a través de la comida. Por eso, cuando escogí el nombre del negocio, para mi todos los mexicanos que nos dedicamos a preservar la cultura, somos el alma de esta tierra. Porque gracias a eso, se preservan todos estos rasgos culturales que nos dan identidad. Y la comida es patrimonio de este pueblo y a través de la comida vas a conocer a su gente, a su historia.

¿Me pudiera explicar un poco de cómo comenzó el negocio?
Pues fíjate que yo me fui de acá, primero yo viví aquí en una sola casa era la abuela, la mama, y las hermanas pero por lo regular, era yo casi. Éramos esas tres generaciones y yo fui a la universidad y me hice abogada y todo el asunto pero en la casa eso era secundario. Si quieres comer, pues vete a cocinar! Pero me caso, me voy, y me esta dando hambre de comer mole amarillo…de comer chile relleno…de hacer mi sopa…un día en Florida me pongo a caminar a buscar masa y a buscar cilantro. Chiles ya había conseguido. E hice mole amarillo. Empezó esa ansiedad por comer mi comida, y regreso como turista. Y entonces dije, “Pues, yo de aquí soy. Yo amo esto.” Y yo se los voy a mostrar ahora pero como debe de serlo.

¿Cómo se preparó usted para tener el enfoque gastronómica?
Si…ya lo tenía de casa desde que era niña y mi abuelita me decía que para saber mandar hay que saber hacer…para poder comer tenemos que cocinar. Y ella nos hizo el paladar. Hay que saber paladear. A esa viejita la llevamos a restaurantes y decía “esto sabe a caca, esto no esta bueno…” Y por eso aprendimos ser exigentes. Y nuestras mamas son replicas de la abuelita. ¡Son terribles! Aprendimos de una gran maestra que era exigente.

¿Tiene el negocio una visión o un propósito colectivo?
Lo que intento es transmitir mi cultura, pero tengo un sueño que algún día quisiera yo realizar…yo quiero llegar a las escuelas…a las universidades donde hay hijos de Mexicanos que no han podido conocer a su cultura y que no saben lo valioso que es…yo lo que quisiera es llegar y a través de esto hacerles llegar un poquito de esto para que ellos lo conozcan y lo valoren. Porque cuántos hijos de Americanos pierden la raíz, porque después ni son de aquí ni son de aya porque no conocen. ¡Eso es importante!

¿Y qué cree que les gusta más de las clases a sus estudiantes?
Les gusta…mucha gente me dice “esto es más de lo que yo esperaba…y pensé que vine nada más a cocinar” híjole cuando te dicen así, ¡te hacen el día! Y cuando terminan, se dan cuenta que no era nada más cocinar. Creo que yo me he dedicado a hacer las dos cosas…hacerte como que navegues un poco en tiempos lejanos para que te ubiques de donde venimos a que pienses en los orígenes, y al mismo tiempo vayas cocinado.

¿Cuáles son unos de los retos más grandes que ha enfrentado como una empresaria?
Sobrevivir cuando la crisis estaba mas caótica en Oaxaca. Pero te digo que es un sube y baja ahorita. Es que apenas vamos sacando la cabeza del agua y otra vez, ya vamos pa’ bajo.

Cuál es uno de los platillos que les encanta preparar a sus estudiantes?
A mis estudiantes les gusta mucho cocinar los moles, en especial el Mole Colorado. Este platillo, en cuanto a las recetas tradicionales. Porque en las recetas mas actuales, les gusta mucho el ceviche de mango verde.

¿Cuál es su puesto de comida callejera favorito en Oaxaca?
¡Ufff, tengo varios puestos de comida callejera! Me encanta el pozole con tacos sudados, están enfrente de la estación de 1a clase de autobuses. También las qusadillas de mi vecina, y por supuesto las tlayudas.

¿Me pudiera compartir tres metas que le gustaría lograr este año en Alma de mi Tierra?
Este año, el plan es echar a andar el tour nocturno de comida de la calle, es algo que he planeado desde inicio de este año. También estoy participando con la Secretaria de Cultura del Estado, a donde tenemos en plan formar una biblioteca gastronómica del Estado, y un comité de autenticidad gastronómica, esto en el area formativa, y de rescate. Y espero este año poder terminar mi libro.

If you are interested in taking a class with Nora, or for more information:
Website: www.almademitierra.net
Email:  almademitierra@hotmail.com

Phone: +52-951-51-39211 // Toll Free from U.S.: 877-234-4706

FOR MORE OAXACA TRAVEL INSPIRATION:
Lola’s Guide to Oaxaca
{TRES DEL MES} A Food Lover’s Guide to 3 Market Days in Oaxaca
Five cooking schools to try in Oaxaca. Written in collaboration with Lesley Tellez, The Mija Chronicles. November 3, 2013.

The fresh produce in Oaxaca’s Mercado de la Merced is always picture-perfect.

Chapulines, chayotes, y huevos frescos.

Tunas verdes – these are the most common prickly pears found around Mexico.

Guayabas are also readily available in the summer.

Miltomates criollos – these are local tomatillos. They’re slightly smaller and less acidic than typical tomatillos verdes. Notice the pretty purple ones.

Chiles, cacahuates, sal de gusano, y gusanitos de agave. Agave worms feed on the heart of the agave plant and infuse a smoky flavor into salts, chile salts, and mezcal.

Students pick out their colorful embroidered aprons before class begins.

Per my research, I found that Australians were the second largest group (5.5%) to visit Oaxaca to take cooking classes. The vast majority of students were from the United States (77.3).

I always love the way the tables are set in Nora’s classes. It inspires the decor for my own classes!

The tamales are ready when this happy face falls off the pot.

This is the best tamal de piña I’ve ever tasted.

Papas en escabeche with local snacking peanuts – such a fun appetizer!

Stuffed squash blossoms – I like that these are not fried.

Tostada de ceviche y mango.

Gelatina de Kahlua – this dessert blew my mind! It’s light, flavorful, and perfect after a heavy meal.

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Tags:

Categories: Comadres Corner, Inspiring Interviews

No comments yet.

COMMENTS

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s